Criticar a una persona genera resentimiento. Dar ‘feedback’ es un arte.

En el primer capítulo de su libro “Como ganar amigos e influenciar sobre los demás”, Dale Carnegie concluye que, en lugar de censurar a la gente, debemos tratar de comprenderla. Debemos ponernos en los zapatos de la otra persona. Debemos pensar en porqué hacen lo que hacen.

La crítica es inútil cuando pone a la otra persona a la defensiva. Por lo general solo logra que trate de defenderse. La crítica aun siendo justificada, es peligrosa. La crítica lastima el orgullo y despierta el resentimiento.

No se trata de tener razón o no. El problema es que los seres humanos somos muy emocionales y de la misma forma que un elogio nos produce en enorme placer, una crítica nos genera una molestia muy grande. Esto puede ser aún peor si la crítica se enfoca en algún aspecto que la persona no puede mejorar.

Feedback arrows

Feedback Inteligente

Si bien hay algunos casos donde es mejor evitar darle feedback a alguien, (“Cuando no dar feedback es la mejor opción” de Sergio Borasino), normalmente hacerlo de forma inteligente y planificada puede resultar de gran valor tanto para quien lo da como para quien lo recibe.

El feedback puede ayudar mucho a las personas que lo reciben a validar como están haciendo su trabajo. Puede darse como parte de una evaluación de desempeño o también de manera menos formal, sinmplemente cuando sea oportuno hacerlo.

Si bien el feedback muchas veces debe tocar aspectos negativos, es muy importante que estos estén enfocados en la acción y no en la persona.  

feedback pizarra

Las 3 Etapas del Feedback

  • Preparar
  • Dialogar
  • Acordar Plan de Acción

 

Preparar

Entendiendo el contexto y características de la persona a la que le queremos dar feedback, debemos preparar muy bien lo que le que queremos comunicar y lo que le queremos preguntar. Adicionalmente es importante hacerlo en un lugar adecuado y en un momento que sea oportuno.

 Dialogar

El feedback en sí mismo debe intentar ser un dialogo donde la idea es llegar a un mismo entendimiento. El feedback siempre debe ser honesto y tocar los diferentes aspectos positivos y negativos (los negativos es mejor tratarlos como puntos a mejorar). En el caso de estos últimos, hay que buscar entender puntualmente que y como, podrían mejorarse. La ‘técnica del sandwich’ también ayuda: empezar dando feedback mencionando algún aspecto positivo, luego tocar lo que se puede mejorar y terminar con algún mensaje positivo. También es muy recomendable  usar ejemplos específicos al dar feedback.

Cerrar y acordar Plan de Acción

Dependiendo de la oportunidad, el momento de cierre puede ser bueno para solicitar feedback sobre ti mismo. Por último, es importante que se concluya con un acuerdo entre ambos sobre lo que se puede mejorar. Para ello hay que definir acciones específicas, que tengan fechas, responsables y métricas de avance.

Dar Feedback de forma inteligente, es una oportunidad de crear valor y de aprender. Es una oportunidad de contribuir al crecimiento de otras personas y al nuestro propio.

Rodéate de Gente con Actitud Positiva

Winston Churchill decía, “La actitud es una pequeña cosa que marca una gran diferencia”. De acuerdo a un estudio de la Universidad de Harvard, El 88% del éxito de un ser humano se debe a la actitud. En pocas palabras, la actitud es la base fundamental para todo lo que se quiere lograr.

Es muy importante tener una actitud positiva y convertirla en un hábito. Un hábito que todos los líderes y sus equipos deben tener,  porque los ayudará a ser exitosos.

 

10 características que usualmente tienen las personas con Actitud Positiva:

  • Son optimistas y transmiten buena vibra
  • Tratan con respeto a todas las personas.
  • Trabajan en equipo y se relacionan bien con otras personas.
  • Inspiran positivamente y motivan a otras personas.
  • Son leales, se comprometen y hacen todo lo posible por cumplir lo acordado.
  • Son perseverantes.
  • Son apasionados.
  • No importa cuánto sepan, siempre quieren seguir aprendiendo.
  • Son agradecidos.
  • Son Humildes.

 

positive-hand.jpg

Las Personas que tienen estas características, son quienes hacen la diferencia. Ellos se desarrollan personal y profesionalmente. Ellos impactan en su entorno. Ellos generan un ecosistema de emociones positivas que llega a sus clientes, asociados de negocios y colaboradores. Hay que aprovechar cada oportunidad que se presenta para seguir rodeándose de gente con actitud positiva.

 

5 momentos cruciales para ‘seleccionar a nuestra gente’:

  • Traer a alguna persona de otra área al equipo.
  • Un proceso de contratación.
  • Incorporación de un nuevo proveedor. (socio de negocios)
  • Cuando se puede decidir pasar con un nuevo jefe y/o con un nuevo equipo.
  • Un nuevo proyecto para asociarse con otra persona.

Los Lideres deben asegurarse que tienen el mejor equipo. Por eso cada vez que enfrentan un momento crucial, deben aprovechar esa oportunidad.

Contar con personas que tienen mucha experiencia y conocimiento, es muy importante dependiendo del rol que se requiera cubrir, pero no es suficiente. La actitud hace la diferencia. Por eso, como comenté en mi artículo anterior, es importante promover comportamientos que ayuden a mejorar las relaciones humanas como parte de la cultura organizacional.

Cada vez que sea posible, hay que incorporar en el equipo a personas con actitud positiva. De esa forma, se irá creando un ambiente de armonía y colaboración que permitirá aumentar significativamente las posibilidades de ser exitosos.

 

 

La Importancia de las Relaciones Humanas “Es mejor pensar todo lo que dices, que decir todo lo que piensas”

Las relaciones humanas son fundamentales, tanto en lo social, como en los negocios. El Pionero en hablar de este tema, fue Dale Carnegie, autor del libro “Como ganar amigos e influenciar sobre las personas”.

En este artículo, hablaremos de los conceptos relacionados con las Organizaciones Empresariales, resaltando algunas ideas que fueron introducidas por Carnegie.

Es un tema que parece fácil, pero no lo es. El comportamiento de la gran mayoría de personas, es contrario a las técnicas sugeridas por Carnegie. Por ello se requiere de mucha voluntad para generar un cambio positivo. Un cambio que nos permita relacionarnos mejor con otras personas.

 

sombras

 

Relacionarse bien con otras personas tiene mucho valor. Posiblemente tanto o más valor, que la mayoría de los conocimientos que podamos tener. La Cultura Organizacional debe promover la buena relación y el trabajo en equipo de todos los directivos y empleados de la misma. Los Líderes juegan un papel decisivo, porque la Cultura se predica con el ejemplo.

 

¿Cómo podemos mejorar las relaciones humanas en la empresa?

Es necesario promover una Cultura Organizacional con valores sólidos con respecto a cómo tratamos a las personas. Estos Valores crean confianza y buenas relaciones interpersonales que generan mayor colaboración y mejor trabajo en equipo.

¿Cuáles son estos Valores?

Estos son para mi, algunos de los más relevantes:

  • Respeto
  • Honestidad
  • Trato justo y equitativo
  • Comunicaciones Transparentes

Si bien estos valores son la base para generar mejores relaciones, es necesario promover algunas ideas y capacitar a las personas para tener mayor éxito.

Este trabajo sugiero realizarlo con todas las personas. Es importante empezar por los Líderes y por quienes tengan mayor influencia en la organización.

 

¿Como Empezar?

En mi opinión se deben seguir estos tres pasos para promover la mejora de las relaciones personales:

  1. Comunicar los Comportamientos deseados.
  2. Promover Proyectos que involucren a personas de diferentes áreas.
  3. Reconocer los Comportamientos más destacados.

 

1) Comunicar los Comportamientos deseados

Déjenme citar algunos conceptos relacionados con las técnicas expuestas por Dale Carnegie, los cuales pueden ser promovidos dentro de la organización:

  • Sonreír y actuar siempre en forma positiva.
  • Respetar opiniones diferentes a las nuestras.
  • Escuchar atentamente.
  • Tratar de verlas cosas desde el punto de vista de los demás.
  • Admitir rápidamente cuando nos equivocamos en algo.
  • Elogiar los logros y los avances que otros van obteniendo.
  • Agradecer y reconocer explícitamente la ayuda de otras personas.
  • Dirigirse a las personas por su nombre.
  • Preocuparse por conocer mejor a otras personas.

 

2) Promover Proyectos que involucren a personas de diferentes áreas.

Hay muchas oportunidades en que los proyectos no dependen una sola persona o incluso de una misma área funcional. Incluir participantes de varias áreas incrementa el compromiso de estas con un proyecto.

De esta forma, las posibilidades que este proyecto sea exitoso también aumentan. Los Participantes tienen que apoyarse unos a otros. Esto promueve la integración y el trabajo en equipo. Es decir, se va generando en la empresa, una Cultura que refuerza el respeto y la Colaboración entre todas las personas.

 

3) Reconocer los Comportamientos más destacados.

Nada reditúa más que el  reconocimiento a las personas.

Si bien no se puede reconocer a todas las personas que lo merezcan, debemos tener especial cuidado en que todos los que sean reconocidos, no tengan ningún detractor.

¿Como lanzar un Programa de Reconocimiento?

En 3 pasos simples:

  • Definir cuáles son los Comportamientos que queremos promover. (los más destacados, ej. Apoyo a otras áreas, Actitud Positiva, orientación al cliente, etc.)
  • Comunicar a todas las personas, cómo se realizará la evaluación para elegir a los ganadores y en qué consistirá el reconocimiento.
  • Realizar estos reconocimientos en forma periódica y si es posible públicamente. Es importante explicar porqué se eligió a cada uno de los ganadores. (ej. hacerlo como parte de una reunión, o de una comunicación que se hace regularmente a todo el personal de la Institución)

 

Si bien estos conceptos son muy simples, solo si se practican y se convierten en hábitos, podrán ser parte de cada uno de nosotros. Mejorar la forma en que se relacionan las personas, tendrá sin duda alguna un efecto muy positivo en el desarrollo y los resultados de una empresa.

Depende de nosotros relacionarnos mejor. Y cuando tengamos alguna duda, tratemos siempre a los demás, como nos gustaría que nos traten a nosotros.

 

 

 

Liderando con Coherencia lograremos mejores resultados… “No es lo que dices, es lo que haces”

Las personas se sienten mucho más comprometidas y motivadas cuando existe Coherencia entre las acciones que llevamos a cabo y Fundamento de nuestra Organización.

La Coherencia genera armonía y estabilidad. Es el alineamiento entre la Cultura Organizacional y las creencias de las personas.

Hay Instituciones que, teniendo extraordinarias ideas y conceptos, no son exitosas y no consiguen buenos resultados.

Estas Instituciones tanto en su gobierno corporativo como en el trato a sus empleados y la atención a sus clientes, muchas veces hacen lo opuesto a lo que dicen sus principios.

No solo pierden coherencia, sino que se generan problemas integridad y valores que afectan la imagen y la reputación de estas Instituciones.

 

Ghandi Coherencia

¿Como hacerlo?

Como Lideres, lo primero que debemos hacer, es asegurar que toda nuestra organización entiende claramente quienes somos y hacia dónde vamos.

Por eso es fundamental contar con un Plan Estratégico.

Este Plan debe incorporar los fundamentos principales que debe tener una Organización.

¿Cuáles son estos Fundamentos?

Podemos considerar cinco entre los más relevantes:

  • Propósito
  • Valores
  • Visión
  • Objetivos
  • Factores Críticos de Éxito.

El Propósito es nuestro porqué, nuestra razón de ser.

Los Valores son los Principios de Actuación que definen nuestro comportamiento, lo que se espera de cada una de las personas que pertenecemos a una determinada organización

La Visión es nuestro sueño, nuestra proyección de donde queremos llegar.

Los Objetivos son las metas específicas que queremos lograr en un determinado periodo de tiempo para poder hacer realidad nuestra Visión.

Los Factores Críticos de Éxito son el cómo, son nuestras prioridades estratégicas para poder lograr nuestros Objetivos y alcanzar nuestra Visión.

Una vez que tenemos los Fundamentos definidos, tenemos que asegurarnos que las Prioridades Estratégicas se traducen en acciones que están reflejadas en los objetivos de cada una de las áreas de la Organización.

Lo importante es asegurar que cada una de las áreas, actúa coherentemente con los fundamentos definidos.

 

¿Como Empezar?

Si fuera necesario modificar los Fundamentos, es clave vincular a los Lideres o Personas Influyentes que representen a cada una de las áreas de la Organización.

Ellos como equipo, deben validar el Propósito, los Valores, La Visión y los Objetivos que queremos alcanzar.

También deben definir los Factores Críticos de Éxito para lograr los Objetivos.

Esta Actividad se puede llevar a cabo mediante un taller presencial.

Una vez que se tienen claros los Fundamentos, es muy importante comunicarlos oportuna y adecuadamente a toda la organización.

El Propósito, los Valores y la Visión deben ser continuamente expresados en diversas comunicaciones y espacios tanto físicos como digitales.

Estos mensajes pueden ser dirigidos tanto a quienes pertenecen a la Institución como a los asociados, proveedores o clientes.

Los Objetivos y los Factores Críticos de Éxito deben comunicarse en cascada y estar conectados a los Objetivos y Planes de Acción de todas las áreas de la empresa.

Es igualmente importante, reforzar estos fundamentos en el tiempo.

Una forma de hacerlo es premiando públicamente los comportamientos que son coherentes con estos fundamentos.

También es importante tomar las acciones correctivas necesarias cuando los comportamientos de algún área o persona no estén alineados con los fundamentos. Estas acciones correctivas pueden ser de capacitación o punitivas cuando el caso lo amerite.

Por último, es muy importante asegurar que todos los Líderes de la Organización, empezando por los de mayor nivel, son el ejemplo de la Coherencia que debe existir entre sus acciones y los Fundamentos de la institución.

Las Empresas que actúan coherentemente tienen un mejor clima laboral, que influye en una mayor satisfacción de sus clientes y que a su vez se traduce mejores resultados financieros y un mayor valor de la marca.

¿Quieres mejorar la Ejecución? Involucra y Alinea a tu Equipo !!

La mayoría de las organizaciones, enfrentan un problema común: Los proyectos estrategicos no se ejecutan con la rapidez y la calidad con que deberían.

No estamos hablando de un problema de falta de visión, estrategia o conocimiento de los principales directivos de la empresa. Estamos hablando de un problema de foco y de prioridades.  Este problema se da por la falta de Alineamiento y Colaboración entre las diferentes áreas y personas de la organización.

En resumen, necesitamos comprometer y motivar a toda la organización para ejecutar los proyectos que hayan sido definidos como prioritarios.

¿Cómo hacerlo?

Es fundamental involucrar a todas las áreas y personas claves para cada proyecto. Estos deben participar de los debates y discusiones que permitan definir cómo debe ejecutarse cada uno de estos proyectos.

No es suficiente con convocarlos para comunicarles lo que hay que hacer. Tampoco basta con darles la oportunidad de realizar alguna que otra pregunta o sugerencia.

Hay que involucrarlos y empoderarlos para que ellos definan como se debe hacer.

Por ellos es vital que el Líder, estés dispuesto a cambiar sus propias opiniones como resultado de las ideas que pueda recibir de los equipos involucrados.

De hecho, es recomendable que en las primeras discusiones, no participen ni el Lider ni otras personas que puedan tener un mayor peso, si se considera que pueden influenciar o cohibir a los  participantes.

Los participantes involucrados en cada proyecto deben contar con los espacios adecuados para reflexionar y poder interactuar efectivamente entre ellos. Hay que considerar que en muchos casos , al pertenecer a diferentes áreas, podrían no conocerse  entre ellos.

Alineamiento

Estos espacios deben darse a través de reuniones periódicas en todos los niveles que se considere necesarios. Se debe incluir a los equipos y las personas de la propia organización y si fuera pertinente, también de otras áreas y/o de entidades externas a la  como pueden ser Clientes, Socios de Negocios o Proveedores.

 

¿Cómo Empezar?

Es muy recomendable que la primera interacción que se lleve a cabo, se realice de ser posible por medio de talleres presenciales, que permitan lograr 3 objetivos:

  • Reflexionar y debatir cada uno de los aspectos relacionados al proyecto en pequeños grupos de trabajo. Estos grupos deben ir rotando para maximizar las conversaciones con diferentes personas.
  • Documentar las ideas aportadas por cada uno de los grupos de trabajo. De esta forma podrán ser consideradas por quienes sean designados como líderes de cada  proyecto.
  • Estimular la competencia entre los grupos, reconociendo y premiando a los que hagan los mejores aportes.

El objetivo fundamental de los talleres es mejorar la Ejecución de los los proyectos priorizados a través de un mejor Alineamiento y Colaboración.  Sin embargo hay otros beneficios importantes que se  obtienen:

  • Mejora de las relaciones interpersonales entre los participantes que facilitan un ambiente de mayor colaboración a futuro.
  • Mejora del conocimiento y captura de nuevas ideas y conceptos gracias a la interacción con muchas otras personas.
  • Planes de Acción Concretos que incluyen Responsables, Fechas y los Indicadores que permitan medir el éxito de cada uno de estos planes.

Finalmente, el trabajo no termina con los talleres. Es importante que los responsables de cada uno de los Planes de Acción definidos, sigan reuniéndose hasta finalizar el desarrollo exitoso de cada proyecto.